Conoce 5 tratamientos curativos del bicarbonato de sodio

Aprende cómo aprovechar las propiedades curativas del  bicarbonato de sodio 

A medida que pasa el tiempo, la medicina alternativa va redescubriendo nuevos beneficios de los productos naturales y sin efectos secundarios. En esta oportunidad hablaremos del bicarbonato de sodio. Este maravilloso producto no solo sirve para la limpieza del hogar, sino que también sirve para curar ciertas enfermedades. Veamos de qué se trata esto…

5 Enfermedades que se pueden tratar con bicarbonato de sodio

1.-Cura la acidez y reduce los síntomas de la indigestión. La realidad es que el bicarbonato de soda es altamente alcalinizante. Esto significa que, tras alguna indigestión podremos consumir una cucharadita de bicarbonato de sodio diluido en ½ vaso  de agua y beber para pronto evitar dolores o molestias estomacales. También (y por la misma acción) es un neutralizador de la acidez.



2.-Ayuda a tener una salud adecuada en el hígado ya que es altamente depurativo. Su acción se incrementa si mezclamos el bicarbonato con unas gotas de limón en ½ vaso de agua. El limón ayudará a depurar el hígado y el bicarbonato facilitará su funcionamiento, limpiando el mismo de toxinas.
3.-Ayuda a disminuir o regular el colesterol, para poder tener una mejor salud cardiovascular.

4.-Combate el cáncer. Aunque esto no se ha comprobado científicamente, muchas personas afirman que el uso periódico de pequeñas dosis de bicarbonato después de las comidas ayuda a mantener un aparato digestivo saludable, lo que evita la mutación de las células y la aparición de  tumores o cáncer en esta área.
5.-Combate resfriados y estados gripales. Aunque tampoco existe comprobación medicinal, lo cierto es que este puede ser un excelente remedio casero para curar los resfriados. El consumo debe hacerse los primeros 3 días desde la aparición de los síntomas.


Y la forma de tomar dicho bicarbonato debe ser la siguiente: 

1º día: beber ½ cucharadita de bicarbonato en ½ vaso de agua cada 2 horas. Repetir 6 veces durante este primer día con un intervalo de al menos 2 horas entre una dosis y la siguiente.
2º día: beber ½ cucharadita de bicarbonato en ½ vaso de agua cada 2 horas. Repetir 4 veces durante este segundo día con un intervalo de al menos 2 horas entre una dosis y la siguiente.
3 día: beber ½ cucharadita de bicarbonato en ½ vaso de agua cada 2 horas. Repetir 2  veces durante este último día con un intervalo también de por lo menos de al menos 2 horas entre una dosis y la otra.

Leer también:


-> Dale me gusta en facebook  y entérate lo nuevo en manoslindas.com, suscríbete.
Comparte está información con tus amigos.

0 comentarios:

Compra aquí lindas MOCHILAS para tus niños

mochilas

Lo mejor del día :